Download Valoración de la higiene del sueño mediante una escala modificada en adultos PDF

TitleValoración de la higiene del sueño mediante una escala modificada en adultos
TagsCronbach's Alpha Sleep Validity (Statistics)
File Size505.0 KB
Total Pages5
Document Text Contents
Page 1

Acta Med Per 27(4) 2010 233

RESUMEN

Objetivo: Modificar el índice desarrollado por Mastin y col, para
aplicarlo en Adultos Mayores.
Material y método: Se realizó la traducción, validación mediante
jueces y la evaluación de la consistencia interna mediante el estadístico
alfa de Cronbach del “Índice de Higiene del Sueño modificado para
adultos mayores” (IHS-AM), construido a partir del índice desarrollado
por Mastin y col. Resultados: Se realizó la traducción del instrumento
y la modificación para su aplicación en adultos mayores mediante seis
expertos encontrándose una validación del instrumento mediante jueces
por coincidencia del 80%. Se realizó una prueba preliminar para ajuste
de la escala a 50 personas mayores de 60 años, previa autorización
mediante consentimiento informado, excluyéndose a aquellos iletrados,
con deterioro cognitivo moderado o severo y con déficit severo visual o
auditivo. El instrumento IHS-AM elaborado obtuvo una confiabilidad
determinada por un alfa de Cronbach de 0,7.
Conclusión: El índice de higiene del sueño modificado para adultos
mayores (IHS-AM) es un instrumento útil para ser aplicado en adultos
mayores.
Palabras clave: Disomnias, sueño, adulto mayor.

Valoración de la higiene del sueño mediante una escala modificada en adultos
mayores

An assessment of sleep quality in the elderly by using a modified scale

Luis Fernando Varela Pinedo1, Tania Tello Rodríguez2, Pedro José Ortiz Saavedra3, Helver Chávez Jimeno4

1 Médico Internista Geriatra del Hospital Nacional Cayetano Heredia, Universidad
Peruana Cayetano Heredia. Director del Instituto de Gerontología de la
Universidad Peruana Cayetano Heredia.

2 Médico Geriatra del Hospital Nacional Cayetano Heredia, Miembro
Correspondiente del Instituto de Gerontología de la Universidad Peruana
Cayetano Heredia.

3 Médico Internista del Hospital Nacional Arzobispo Loayza. Universidad
Peruana Cayetano Heredia. Miembro Titular del Instituto de Gerontología de
la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

4 Médico Internista Geriatra del Hospital Nacional Cayetano Heredia. Universidad
Peruana Cayetano Heredia, Director adjunto del Instituto de Gerontología de la
Universidad Peruana Cayetano Heredia.

ABSTRACT

Objective: To modify the currently used Sleep Hygiene Index by Mastin
et al, in order to use it in the elderly.
Material and method: An elderly-adapted version of the Sleep Hygiene
Index originally proponed by Mastin et al. was translated, peer-validated
and had its internal consistency assessed using Cronbach’s Alpha method.

for its use in the elderly were performed by six experts, and the instrument
was validated for use in the elderly according to an 80% coincidence.
A preliminary test for adjusting the scale was performed in 50 subjects
who were more than sixty-years old, after signing an informed consent
and excluding the illiterate persons, those with moderate or severe

to Cronbach’s alpha test.
Conclusion:
be applied in the elderly.
Key words: Dyssomnias, sleep, aged.

INTRODUCCIÓN
La sociedad actual es consciente del gran impacto que
tiene el sueño sobre la vida de las personas. Los efectos
del sueño no se limitan al propio organismo, sino que
afectan el desarrollo y funcionamiento normal de un
individuo en la sociedad (rendimiento laboral o escolar,
relaciones interpersonales, seguridad vial, etc.)1. Los
trastornos del sueño en pacientes de edad avanzada son
comunes, multifactoriales, y pueden contribuir a una
mayor utilización de los servicios de salud2,3. Las Guías
de Atención Primaria de la Organización Panamericana de
la Salud (OPS), resaltan que un sueño nocturno adecuado
permite mantener una vida activa y saludable en el adulto
mayor4.

En un estudio realizado en un centro de atención primaria
en Lima Perú, se encontró que el 33% tenía algún problema
para dormir y sólo el 16 % consultó al médico por dicha
razón5. Los adultos mayores suelen tomar más tiempo

para conciliar el sueño y tienen despertares nocturnos más
frecuentes. Más del 50% de los adultos mayores informó
de al menos una queja crónica de sueño y el problema
más frecuente era la incapacidad para conciliar el sueño6.

La prevalencia de mala calidad del sueño en nuestro medio
es de 63,8 %7. Los problemas del sueño en la población
geriátrica se relacionan tanto al envejecimiento como a
las comorbilidades asociadas8. Entre un 50% a 90% de
pacientes con dolor crónico reportan mala calidad de
sueño9.

El insomnio es la queja de sueño más común entre los
adultos mayores, y su prevalencia en este grupo etáreo
ha sido estimada entre 20% y el 40%, con una incidencia
anual de aproximadamente en 5%3. El uso inadecuado
de sedantes hipnóticos para el manejo del insomnio en
los adultos mayores conduce a somnolencia diurna e
incrementa el riesgo de accidentes y caídas3, el personal
de salud debe educar e incentivar estilos de vida saludables
en el adulto mayor como parte del tratamiento adecuado
del insomnio10,11. Las altas prevalencias de insomnio en la
tercera edad pueden estar asociadas a varios factores que
con frecuencia se encuentran interaccionando; entre ellos,
ha sido mencionada la mayor prevalencia de trastornos
afectivos, como la depresión, y de trastornos mentales
orgánicos, como la demencia, asociados a dificultad para
dormir. Las causas más frecuentes de insomnio están
asociadas a una mala higiene del sueño10.

Artículo original

Page 2

Acta Med Per 27(4) 2010234

La higiene del sueño es el conjunto de hábitos y conductas
que facilitan el sueño, evitando todo aquello que interfiere
con el mismo. La inadecuada higiene del sueño está
definida en la Clasificación Internacional de Desórdenes
del Sueño como “un trastorno del sueño secundario a la
realización de actividades de la vida cotidiana que son
inconsistentes con el mantenimiento de una buena calidad
de sueño y de permanecer alerta durante el día”11-13 .

En la higiene del sueño influyen entre otros aspectos,
determinados factores ambientales (luz, ruido, temperatura,
etc.) y factores relacionados con la salud (nutrición,
práctica de ejercicio físico y consumo de determinadas
sustancias) sobre la calidad del sueño10. Se sabe que la
exposición al ruido o las temperaturas extremas provocan
efectos negativos sobre la arquitectura del sueño. El tipo de
nutrición tiene también efectos sobre su calidad, ejemplo,
la vitamina B, el calcio y el triptófano favorecen el sueño.
El consumo del alcohol, cafeína y nicotina alteran también
la arquitectura del sueño; lo mismo sucede con mucho de
los hipnóticos, barbitúricos y benzodiacepinas1,13-16.

Es relevante estudiar la higiene de sueño, ya que entre
las causas que con más frecuencia originan insomnio
se incluyen las debidas a una mala higiene del sueño:

irregularidades en los horarios, acostarse temprano, trabajo
o actividades con excesiva estimulación mental realizadas
por la noche, ingesta de bebidas excitantes (café, té, etc.)
o de sustancias estimulantes cerca de la hora de acostarse,
presencia de ruidos, calor o fríos excesivos, etc18,19.

Es importante contar con instrumentos dentro de
toda Valoración Geriátrica Integral porque el uso de
instrumentos de medida sencillos y bien validados lo
hace más objetivo y fiable, y facilita la transmisión
entre profesionales20. El “Índice de Higiene del Sueño”
desarrollado por Mastin y colaboradores, evalúa la práctica
de conductas sobre la higiene del sueño; este instrumento
posee una confiabilidad estable en el tiempo al ser aplicado
en diferentes situaciones, estuvo fuertemente relacionado
con la calidad de sueño, y discretamente relacionado con la
percepción de somnolencia diurna, lo cual lo hace aplicable
en población general mas no distingue grupos etáreos15,18.
Basado en la gran importancia que posee una adecuada
higiene del sueño y ante la ausencia de instrumentos
válidos en adultos mayores, el presente estudio tiene
como objetivo realizar una valoración de la higiene del
sueño mediante una escala modificada para éste grupo
poblacional.

Tabla 1. Estadísticos total-elemento
de la escala inicial de 13 items


Media de la escala

si se elimina el
elemento

Varianza
de la

escala si se elimina
el elemento

Correlación
elemento-total

corregida

Correlación
múltiple al
cuadrado

Alfa de Cronbach
si se elimina el

elemento

P1 43,2750 58,666 0,119 0,256 0,644

P2 44,0500 53,741 0,291 0,462 0,618

P3 43,7750 57,974 0,073 0,593 0,661

P4 42,6250 54,497 0,411 0,614 0,603

P5 43,0750 60,840 0,017 0,331 0,657

P6 42,3750 55,676 0,397 0,725 0,608

P7 43,3750 56,240 0,244 0,546 0,625

P8 43,5750 54,456 0,301 0,529 0,616

P9 43,7250 47,948 0,504 0,426 0,572

P10 43,5000 49,692 0,477 0,640 0,581

P11 43,2250 56,589 0,230 0,573 0,628

P12 43,6750 55,302 0,231 00,488 0,628

P13 42,8500 53,618 0,332 00,261 0,610

MATERIAL Y MÉTODOS
Se realizó una revisión bibliográfica exhaustiva de la
literatura buscando instrumentos de medición que evalúen
higiene del sueño, eligiéndose el instrumento llamado
“Índice de Higiene del Sueño” desarrollado por Mastin y
col, el cual consta de 13 ítems que contienen la mayoría

de los dominios que en su conjunto permiten la medición
de la Higiene del Sueño.

Un traductor con conocimientos en el área de salud y
comportamiento así como en bioestadística y aplicación
de escalas elaboró la traducción directa del Índice de
Higiene del Sueño original creado por Mastin et al. Se

Page 3

Acta Med Per 27(4) 2010 235

realizó la modificación de esta traducción mediante la
conformación de un comité de revisión conformado por
seis expertos en el tema: dos en medicina del sueño y
neurología, uno en medicina del sueño y neumología,
dos en geriatría e investigación y uno en estadística y
validación de escalas, todos con conocimiento del idioma
original de la confección de la escala.

La modificación consistió en eliminar dos aseveraciones
de la escala original (“Hago alguna cosa que me pueda
mantener despierto antes de ir a dormir, por ejemplo;
juegos de video, usar internet o limpiar” y, “Yo pienso,
planeo o me preocupo cuando estoy en la cama”) la primera
de las cuales incluía actividades poco usuales en este grupo
etáreo, y la actividad de limpiar se exploraba en el ítem
2. La segunda aseveración eliminada estaba incluida en
el ítem 4. Se añadieron dos preguntas adicionales, el ítem
9 se extrajo de las recomendaciones de la Organización
Mundial de la Salud y no estaba incluida en la escala de
Mastin y el ítem 10 por ser un hábito frecuente en adultos
mayores como coadyuvante del sueño en nuestro medio.

El Índice de Higiene de Sueño modificado para adultos
mayores en su versión corregida por el comité de expertos
estuvo conformado por 13 ítems, siendo 11 ítems del
instrumento de Mastin y col. y 2 ítems añadidos por
dicho comité. A esta versión, se le realizó una prueba
preliminar de ajuste, la validez de apariencia y el análisis
de la confiabilidad para finalmente obtener el instrumento
“Índice de Higiene de Sueño modificado para adultos
mayores” (IHS-AM), luego de lo cual se obtuvo el
instrumento final, el cual consta de 10 ítems.

RESULTADOS

1. Prueba preliminar para ajuste
Se realizó una prueba piloto de aplicación de la escala a 50
personas mayores de 60 años, previa autorización mediante
consentimiento informado, excluyéndose a aquellos
iletrados, con deterioro cognitivo moderado o severo y
con déficit severo visual o auditivo. En esta prueba piloto
se corrigieron ítems relacionados al grado de comprensión
de los rubros, ambigüedad en las preguntas, frecuencia de
respuesta y restricción del rango.

2. Validez de apariencia
Finalmente, se obtuvo una validación del instrumento
mediante jueces y prueba piloto por coincidencia del 80%
en todos los ítems.

Los trece ítems del Índice de Higiene del Sueño modificado
para adultos mayores ingresaron al Análisis de Confiabilidad
mediante alfa de Conbrach, Tabla 1. Fueron excluidos tres
ítems de la escala original de forma consecutiva por su
baja correlación con el total del cuestionario, Tabla 2.
Finalmente el análisis de la consistencia interna del “Índice
de Higiene del Sueño modificado para adultos mayores”,
constituido por diez ítems, mediante el coeficiente alfa de

Cronbach correspondió a un valor de 0,7 el cual resulta
aceptable, Tabla 3. Las tablas 1 y 2 muestran el análisis
de la homogeneidad de los ítems realizado a través
de la confiabilidad total y las correlaciones ítem-total
corregido.

4. Practicidad
El instrumento es práctico ya que se desarrolló en un
tiempo menor a 5 minutos por cada escala, no requiere
entrenamiento previo, posee un lenguaje de fácil lectura
y una puntuación simple al momento de analizar las
respuestas. Se considera una inadecuada higiene del sueño
a la presencia de por lo menos un item.

DISCUSIÓN
Siendo los trastornos del sueño una condición frecuente
en la población de adultos mayores y con una importante
repercusión en su calidad de vida, no sólo es necesario
contar con herramientas que nos permitan detectar a los
pacientes con esta patología en corto tiempo, sino también
instrumentos que contribuyan a identificar y mejorar
factores modificables directamente relacionados con el
trastorno del sueño.

de 10 items.

Media de
la escala

si se
elimina el
elemento

Varianza
de la

escala
si se

elimina el
elemento

Correlación
elemento-

total
corregida

Correlación
múltiple al
cuadrado

Alfa de
Cronbach si
se eliminara
el elemento

P2 33,4000 45,323 0,223 0,246 0,696

P4 31,9750 44,640 0,420 0,548 0,662

P6 31,7250 45,846 0,397 0,630 0,668

P7 32,7250 45,487 0,293 0,371 0,681

P8 32,9250 44,020 0,338 0,513 0,673

P9 33,0750 38,635 0,511 0,419 0,637

P10 32,8500 39,362 0,533 0,522 0,633

P11 32,5750 44,815 0,339 0,316 0,673

P12 33,0250 44,948 0,255 0,400 0,689

P13 32,2000 45,036 0,269 0,219 0,686

Tabla 3. Estadísticos de Fiabilidad

Alfa de
Cronbach

Alfa de Cronbach basada en
los elementos tipificados

Nº de
elementos

0,694 0,698 10

Luis Fernando Varela Pinedo, Tania Tello Rodríguez, Pedro José Ortiz Saavedra, Helver Chávez Jimeno

Page 4

Acta Med Per 27(4) 2010236

Una pobre higiene del sueño es la causa frecuente de
insomnio primario, sin embargo la evidencia existente
es insuficiente para concluir recomendaciones como la
única efectiva en el tratamiento del insomnio. Otro estudio
informó de que los sujetos que tenían buena higiene del
sueño parecían despertarse con mejor ánimo. También
mostró que la higiene del sueño parecía inicialmente
mejorar la continuidad del sueño y la profundidad. En
general, la educación sobre higiene del sueño parece ser
necesaria para tratar el insomnio y debería incluirse en las
intervenciones18.

Durante nuestra búsqueda bibliográfica se encontraron muy
pocas escalas que exploran exclusivamente los hábitos al
dormir y las relaciones entre éstos y las condiciones
ambientales, sociales, culturales, estacionales6. Se prefirió
utilizar el Índice de Higiene del Sueño validado por Mastin
y col, por ser éste de fácil aplicación, contar con preguntas
de fácil entendimiento y por ser la escala validada para
este fin. Esta escala fue modificada por expertos para
aplicarla a adultos mayores en nuestro medio; finalmente
de la escala original de 13 items se tomaron 11 items y
los otros 2 ítems fueron agregados por los expertos, y
finalmente esta escala modificada se redujo a 10 ítems con
una consistencia adecuada.

En el estudio original de Mastin, la escala obtuvo una
confiabilidad medida por un alfa de Cronbach de 0,66
calificada como aceptable, siendo el único instrumento
validado para este fin, con una confiabilidad superior al
de otras escalas de higiene del sueño publicadas en la
literatura internacional 21,22. En nuestro medio la presente
modificación es la primera diseñada para evaluar la higiene
del sueño.

Si bien es cierto que la consistencia interna le otorga
validez a la escala, el presente estudio no logra realizar una
validación completa ante la falta de una prueba de oro que
determine higiene del sueño y debido a que la evaluación de
la higiene del sueño depende de la percepción psicológica
de las variables involucradas en cada constructo que cada
investigador desee evaluar. A pesar de ello, la modificación
del índice de higiene del sueño para adultos mayores
en nuestro medio pretende iniciar la evaluación de esta
medida preventiva en una patología tan frecuente como
son los trastornos del sueño en el adulto mayor y poder
brindar las debidas recomendaciones a nuestros pacientes
para mejorarlo, comparando los resultados de nuestro
índice con el original.

Si bien una limitante del estudio es que la población
evaluada no es representativa de este grupo etáreo
ni mucho menos de la comunidad, el haber obtenido
resultados estadísticos adecuados de apariencia y
confiabilidad junto con la practicidad del instrumento, lo
hacen útil en esta población.

CONCLUSIÓN
El Índice de Higiene del sueño modificado para adultos
mayores (IHS-AM) es un instrumento útil para evaluar
la higiene del sueño de la población adulta mayor en
nuestro medio.

Índice de Higiene del Sueño modificado para adultos
mayores

Marque con una (X) la alternativa que mejor describa sus
hábitos de sueño.

1. En las noches me acuesto (o voy a la cama) a diferentes
horas.

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

2. Una hora antes de ir a dormir realizo ejercicio físico.
( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

3. Consumo alcohol, tabaco o café cuatro horas antes de
ir a la cama.

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

4. Me voy a dormir sintiéndome estresado, molesto, triste
o nervioso.

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

5. Utilizo mi cama para otra cosa aparte de dormir o tener
relaciones sexuales. (por ejemplo mirar televisión,
leer, comer, estudiar, etc.)

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

6. Mi cama no es confortable para ayudarme a dormir.
( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

7. Mi dormitorio no es confortable para ayudarme a
dormir. (hay mucha luz, mucho calor o frío, mucho
ruido, etc.)

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

8. Realizo alguna actividad que me pueda mantener
despierto o alerta antes de dormir. (p.ej.: sacar cuentas,
hacer crucigramas, estudiar, etc.)

( ) ( ) ( ) ( ) ( )
Siempre Frecuentemente A veces Raras veces Nunca

Similer Documents