Download San Charbel PDF

TitleSan Charbel
File Size6.2 MB
Total Pages29
Document Text Contents
Page 14

LAS CU ENTAS ROJAS representan los votos
de pobreza, de castidad y de obediencia. Vir-

tudes por las cuales los religiosos se unen a la
pasión de Cristo.

En el primer grupo de cuentas rojas recitar tres
"Avemarías" en honor a la fidelidad de San
Charbel a su voto de pobreza.
En el segundo grupo de
cuentas rojas recitar las
tres "Avemarías" en honor
a la fidelidad de San Char-

bel a su voto de casti-
dad.

En el tercer grupo
de cuentas ro-

jas recitar las
tres "r,\\lemarías" en honor a la

ftdelida. I de San Charbel a su
voto de obediencia.

LAS CUENTAS
BLANCAS

simbolizan la devoción de
San Charbel a la Sagrada

Eucaristía. Oramos pidiendo
que por su intercesión, crez-

camos en amor a Jesús Euca-
rístico.

Se rezan tres Avemarías.

LAS CUENTAS AZULES
simbolizan el amor y la devo-
ción que San Charbel tenía a

Nuestra Santísima Madre. Que
or su intercesión crezcamos en

devoción a la Virgen.
tres Avemarias.

ORACIÓN:
Dios infinitamente santo y glorificado en tus
santos, Tú inspiraste a San Charbel a llevar una
vida de unión perfecta con tu Hijo Jesucristo,
según el Evangelio, y a desprenderse del mun-
do viviendo con heroísmo las virtudes monás-

ticas: pobreza, obediencia
y castidad, concédenos,
te rogamos, la gracia de
amarte y servirte siguiendo
su ejemplo.
Señor Dios Todopoderoso¡
Tú que has manifestado el
poder de la interces;ón de
San Charbel a través de

sus numerosos milagros y
favores, como la conversión, concédenos hoy
la gracia que imploramos por su poderosa inter-
cesión. Amén.

15

Page 15

para albergar tantos. Tan es así, que gran parte
de la reja que resguarda la iglesia está cubierta
por una cantidad infinita de estos trozos de tela
multicolor que llevan estampada la imagen de
este milagroso santo.
Es en este lugar donde se pueden observar al-
gunos yesos y muletas con las que la gente ex-
presa su gratitud por la divina intervención de
este santo. En el interior de la iglesia, existe una
imagen más pequeña, que se ubica junto a un
área especial para que los creyentes depositen
sus veladoras. A un costado de la iglesia, se
encuentra La Casa de San Charbel, que es una
oficina de la iglesia, dedicada a la difusión de la
historia del santo libanés, así como a la venta
de aceites, listones, veladoras y literaturas rela-
cionadas con este santo ermitaño.

Estos son algunos de los testi-
monios que los visitantes de la
iglesia de Nuestra Señora del
Líbano nos permitieron cono-
cer.

IGLESIA DE
NUESTRA

SEÑORA DEL LÍBANO

IGLESIA DE NUESTRA
SEÑORA DEL LÍBANO
MANZANO No. 31,
COLONIA FLORIDA.
MÉXICO, D. F.

La. iglesia de Nuestra Señoradel Líbano quizá sea la más
conocida de todas aquellas

" donde se venera la imagen de
San Charbel. Aunque es una
iglesia pequeña, en ella se da
cabida a un gran número de se-
guidores de este santo libanés.
En la parte exterior de la igle-
sia, se encuentra una figura de
cuerpo completo y de tamaño
natural, la cual cuenta con un
nicho propio, es ahí donde se
dan las mayores manifestacio-
nes de fe, pues la gente nos comenta que cada
mes se retiran miles de listones para dar cabida
a los nuevos, ya que no hay espacio suficiente

Azucena P. R.
Para mí es una visita muy es-
pecial, pues yo vengo a agra-
decerle a San Charbel que me
haya protegidodurante un asal-
to que hubo en una farmacia
en la colonia Ramos Millán, yo
estaba comprando unas cosas
y de pronto entraron a asaltar,
gritaban y amenazaron a toda
la gente, yo llevaba toda mi

quincena, me acorde de San Charbel y le
pedí mucho para que no me pasara nada,
que no me quitarán mi dinero, pues es mi

18

Page 28

un recibo de pago, en fin, mues-
tras de gratitud que no pueden
encontrarse en otro sitio. En estos
artículos la gente escribe o pega
papeles con su agradecimiento y
es curioso darse cuenta cómo al-
gunos provienen de regiones muy
lejanas, como Tijuana o Yucatán.
En este lugar la gente no encon-
trará privacidad para hacer sus re-
zos, aquí la fe se comparte y se manifiesta de
manera muy constante, por lo que es de com-
prenderse que a casi ninguna hora del día se
encuentre solo el altar de San Charbel.
Aquí también hubo personas que compartieron
con nosotros los milagros del santo libanés, he
aquí una muestra.

Brenda S. P
Yo estaba pasando por un momento muy difícil
al no encontrar trabajo, esto me estaba llevan-
do a la depresión, así pues me alejé de mi pa-
reja y de mis amistades, ya no salía, empecé a
descuidarme, subí de peso exageradamente y
llegó el momento en el que permanecía ence-
rrada en mi casa por varios días sin ver o hablar
con nadie más. Fue entonces que recibí la ayu-
da de un religioso agustino, al cual una amiga
le había contado sobre mí, después de varias
pláticas, él me convenció para que viniera a
la iglesia a pedir a Dios y a San Charbel para
que me iluminaran y me mostraran el camino
correcto. Después de venir a la iglesia por un
tiempo, conseguí un empleo, empecé a buscar
la manera de regresar a mi peso y recobrar mi.
salud, recobré mi buen carácter y poco a poco
sin darme cuenta me fui interesando en la vida
de San Charbel, a quien hasta ahora creo mi

salvador y protector, pues sin su ayuda
yo jamás hubiera podido salir de la si-
tuación que me tenía atrapada, por eso.
vengo cada semana a hacer algunas
oraciones y a prender una veladora que
dejo como muestra de mi gratitud.

Ernesto A. C.
Yo soy taxista, varias veces he estado en pe-
ligro porque tengo que trabajar hasta noche y
en ocasiones se arriesga uno mucho. Una vez
una pasajera que recogí en esta misma iglesia
me contó varios milagros de San Charbel, los
cuales quedaron muy grabados en mi mente.
Así pasaron varios meses yesos relatos no se
borraban de mi cabeza, fue entonces que deci-
dí comprar una medallita y una estampa con la
imagen de este santo. Al pasar dos o tres días
en el centro recogí a tres pasajeros muy sospe-
chosos, ya arriba del taxi comenzaron a amena-
zarme y me llevaron a las afueras de la ciudad a
punta de pistola. Yo estaba muy asustado pero
recordé las acciones de San Charbel y su ora-
ción, y en mi mente empecé a pedirle que no
me pasara nada, esas personas se ponían cada
vez más violentas y yo tenía miedo de que me
quitaran la vida. Después de dos horas de andar
paseando en el carro, ellos se bajaron repenti-
namente, se echaron a correr y no me quitaron
ni me hicieron nada. Yo lo atribuyo a que fue un
milagro de San Charbel, por eso cuando ando
cerca de esta zona paso para agradecerle y si
es posible dejarle una veladora.

31

Page 29

TRIDUO
~
Este tríduo consiste en rezarlo durante tres días, de
pre .erencia frente a una imagen o una estampita de
e santo, con mucha devoción y respeto.

de Dios, socórreme en esta necesidad".
-Rezar las siguientes oraciones dependiendo el día
que corresponda. Esto será inmediatamente des-
pués de haber terminado con todo lo anterior.

ORACIÓN DEL PERDÓN
Gloria, adoración y acción de gracias al Padre Mi-
sericordioso que se regocija con el regreso del hijo
pródigo; Señor, limpia nuestra conciencia, purifica
nuestro corazón y danos la gracia de alejarnos del
pecado a fin de alabarte dignamente ahora y por los
siglos. Amén.

ORACIÓN PARA EL PRIMER DÍA
San Charbel, tú que dócilmente acudiste al llama-
do de Jesucristo y supiste renunciar a todo lo del
mundo para seguirlo; haz que siguiendo tu ejemplo
sepamos seguir las inspiraciones del Espíritu Santo
y vivir siempre la práctica de nuestra doctrina cris-
tiana hasta el fin de nuestra vida.
Amén.ORACIÓN DEL INCIENSO

Acepta, Señor, este incienso que quemamos en tu
honor. Todas las criaturas son reflejo de tu divino
amor y nos llevan a tu conocimiento. No permitas
que nuestros corazones queden aprisionados, pues
nos has hecho para ti y nuestra alma no encontrarán
regocijo, consolación y paz fuera de ti.

ORACIÓN PARA EL SEGUNDO
DÍA

San Charbel, siervo sediento de la palabra de Dios,
tú que supiste entenderlo y hacer de ello fuente de

tu vida espiritual, luz y verdad; haz que por la
~~;¡¡~. palabra viva y según tu ejemplo, renovemos

nuestra vida para dar abundantes y bue-
nos frutos de santidad.
Amén.

TRlSAGIO
iSanto Dios,
Santo Fuerte,
Santo Inmortal!
Ten piedad de nosotros (repetir tres
veces)

ORACIÓN PARA
EL TERCER DÍA

Generoso San Charbel, que seguiste
el ejemplo de tu Divino Maestro y te

ofreciste a Dios por amor en holocaus-
to pleno, hasta convertirte en ostia viva,

haz que amemos al Santísimo Sacramen-
to y nos distingamos por una profunda ca-

ridad a los demás.
Amén.

ORACIÓN PARA TODOS
LOS DÍAS

San Charbel alma ardiente y generosa,
por el amor profundo que manifestaste
a las Sagradas Escrituras y a la Eucaris-
tía, por tu total sacrificio al' Padre, te pido
alcances con tu intercesión, aquellos favores que
han experimentado tus devotos y me ayudes a con-
servarme libre de todo pecado para mayor gloria de
Dios.
Amén.

ORACIÓN FINAL PARA
LOS TRES DÍAS

iOh eremita Santo, canal abundante de la Misericor-
dia Divina, humildemente te imploro tu intercesión
para que ruegues al Padre por mí, y a través de tu
patrocinio especial, me socorra visible y prontamen-
te, que reciba los consuelos del cielo en mis necesi-
dades, tribulaciones, enfermedades y sufrimientos,
para que a través de ti alabemos y demos gracias al
Padre por siempre.
Amén.

SECUENCIA Q1JE SE ,DEBE
SEGUIR CADA OlA

-Hacer la petición del favor que desea.
-Rezar el Padre Nuestro, Ave María y Gloria (durante
tres veces seguidas).
-Decir las siguientes palabras "San Charbel, amigo

32

Similer Documents