Download Farmacologia II PDF

TitleFarmacologia II
File Size7.0 MB
Total Pages197
Document Text Contents
Page 1

Varinia Paredes V. MSc., Médico Veterinario

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA
DIRECCIÓN DE INVESTIGACIÓN EXTENSIÓN Y POSGRADO

(DIEP)

FARMACOLOGÍA
VETERINARIA II

Page 98

II DESINFECCIÓN EN MEDICINA VETERINARIA 97

no puede penetrar fácilmente la célula bacteriana a través de la membrana
citoplasmática. El ácido hipocloroso es neutro y penetra con facilidad en la
célula, mientras que el Cl

2
ingresa como gas. Sin embargo, su efecto se ve

notablemente mermado ante la presencia de materia orgánica. El hipoclorito
de sodio se comercializa en soluciones concentradas (50-100g/L de cloro
activo), con pH alcalino y en envases oscuros que favorecen su estabilidad,
pero a esas concentraciones es inactivo como desinfectante. Por ello se
deben utilizar soluciones diluidas en agua corriente con un pH ligeramente
ácido, con el objeto de obtener ácido hipocloroso. Por lo general se emplean
soluciones con concentración de 0.1-0.5% de cloro activo. Los hipocloritos
constituyen el grupo de desinfectantes más utilizados porque son poderosos
germicidas (ya que controlan un amplio espectro de microorganismos),
son desodorizantes, son poco tóxicos a las concentraciones indicadas, no
manchan, son muy fáciles de manejar, son económicos A 200 ppm de cloro
se usan ampliamente, ya como líquidos (lejías), o en polvo, en industrias
alimentarias y lácteas (para desinfectar el equipamiento y maquinaria que ha
de entrar en contacto con los alimentos a procesar), en restaurantes, hoteles,
hospitales, etc.

El hipoclorito de Ca2+ y Na+ puede combinarse con fosfato trisódico en
solución 1-15%, cloramina T (Na, P-tolueno sulfocloramina), cloroazodín,
halazone (ácido P-sulfon-dicloroamidobenzoico) y dióxido de cloro.

Indicaciones para el cloro y sus compuestos
Se deben usar en espacios que puedan ventilarse, para evitar efectos
irritantes el árbol respiratorio. Se deja actuar al hipoclorito al 5% en áreas
contaminadas durante un mínimo de 10-20 min. Debe emplearse equipo
especial de protección durante su uso.

Se emplea para la producción de hielo y en plantas procesadoras de alimentos
(pollo y pescado). Para la desinfección del equipo y la planta de ordeño se usa
a razón de 50-100ppm con tiempo de contacto mínimo de 10 s y pH de 10. Se
emplea así mismo en el tratamiento de aguas residuales (2 000- 6000 ppm), la
desinfección de verduras o alimentos contaminados (4-5ppm), la desinfección
de heridas, en baños fungicidas para patas (0.1-1.25%) y la conservación de
instrumental estéril. La cloramina T, con actividad bactericida igual a la de 50
ppm de una solución de hipoclorito de Cl, se utiliza para la desinfección de
piel. El hipoclorito de Ca2+ se usa para el tratamiento y purificación de agua,
(0.6-2.0ppm de cloro libre). El hipoclorito de Na+ y K+ es útil para la limpieza y
desinfección de incubadoras.

Page 99

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA
Varinia Paredes V. MSc.98

Efectos adversos
El cloro tiene olor penetrante, y altera el sabor de los alimentos y del agua.
Muchas personas y en ocasiones algunos animales son alérgicos a su
contacto con piel, mucosas o vías respiratorias. Es extremadamente tóxico
por VO, causa excoriaciones graves en mucosa oral, esófago y estómago que
conducen a inanición y muerte, y puede producir acidosis sistémica.

C.2.b. Agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno (H
2
O

2
) o agua oxigenada es un desinfectante que

se considera muy seguro, al grado que ha sido aprobado para su uso en
alimentos en muchos países. Una de las principales aplicaciones es en la
esterilización de recipientes (contenedores) para la preservación aséptica
de alimentos como leche fresca y jugos de frutas. Se destruye con facilidad
con calor o por acción de enzimas como catalasa y peroxidasa, originando
oxígeno y agua como productos finales, en solución al 3%, se usó en otro
tiempo como desinfectante, pero está actualmente en desuso, debido a que
algunas bacterias son resistentes, por la posesión de catalasas y peroxidasas.
Además, en desinfección de heridas abiertas su efecto es muy pobre, porque
el agua oxigenada es descompuesta por la catalasa tisular. Se emplea en
la desinfección de lentillas blandas, dejando tiempo suficiente de actuación.
También, en desinfección de superficies inertes y equipos quirúrgicos.

El peróxido de hidrógeno está presente de manera natural en la leche y la
miel y es un residente normal de los tejidos como resultado del metabolismo
celular. El peróxido de hidrógeno de los fagocitos es el responsable de la
destrucción bacteriana. El radical OH- es el oxidante conocido más potente,
y se cree que el peróxido de hidrógeno ejerce efecto biocida por este
mecanismo. El grupo OH- puede atacar los lípidos de la membrana, el DNA
y otros componentes esenciales de la célula.

El peróxido de hidrógeno es activo contra una gran variedad de
microorganismos, como bacterias, levaduras, hongos, virus y esporas. Ha
demostrado ser muy eficiente en el lavado de huevo en las incubadoras, pues
disminuye la carga bacteriana de manera significativa sin afectar al embrión
ni reducir la fertilidad.

C.2.c. Oxido de etileno

Tiene un efecto similar al del formaldehido: Sustituciones y entrecruzamientos
irreversibles en grupos amino, sulfhidrilo, etc., de proteínas. También

Page 196

X. BIBLIOGRAFÍA

• ALFONSO PÉREZ, C. Y PADRÓN N. M. 2004. Formas Farmacéuticas. Vías de
administración. Fluidoterapia. Prescripción Facultativa. Guía. Universidad
Central de Venezuela Escuela de Medicina “Luis Razetti” Departamento
de Ciencias Fisiológicas Cátedra de Farmacología y Toxicología. Caracas,
Ciudad Universitaria. 17p.

• CUNNINGHAM, J.G. DMV, PhD et al. 1996. Fisiología Veterinaria 2 ed.
Interamericana McGraw Hill. México, 716p.

• DAYKIN, P.W. 1987. Farmacología y Terapéutica Veterinaria. Cía. Editorial
Continental, S.A. de C.V., México, 903p.

• FRANKLIN, T.J. Y SNOW G.A. 1989. Biochemistry of antimicrobial action
4th ed. Chapman and Hall, London.

• MOZGOV, I.E. PhD 1985. Farmacología 8 ed. Editorial Agropromizdat.
Moscú, 416p.

• PÉREZ ZAMORA, G. 2001. Farmacología Veterinaria Tomo I, 2da. Ed. Editorial
Félix Varela, La Habana, Cuba, 296 p.

• PÉREZ ZAMORA, G. 2001. Farmacología Veterinaria Tomo II, 2da. Ed.
Editorial Félix Varela, La Habana, Cuba, 588 p.

• SAN ANDRÉS LARREA, M. Y BOGGIO, J.C. 2007. Antimicrobianos y
antiparasitarios en medicina veterinaria 1ª. Ed. Editorial Inter-Médica,
Buenos Aires Argentina, 749p.

• SUMANO LÓPEZ, H. PhD y OCAMPO CAMBREROS, L. Msc. 2006.
Farmacología Veterinaria 3 ed. Editorial Mc Graw Hill, México, 1082p.

195

Similer Documents