Download El Dioxido de Cloro y La Quimica en La Sangre PDF

TitleEl Dioxido de Cloro y La Quimica en La Sangre
TagsWater Redox Malaria Oxygen Chlorine
File Size126.6 KB
Total Pages5
Document Text Contents
Page 1

Publicado por Angélica Costa Correa 30/04/2011
http://afrontarelcancerjuntoalafamilia.ning.com/profiles/blogs/el-dioxido-de-cloro-y-la


EL DIOXIDO DE CLORO Y LA QUIMICA EN LA SANGRE

Para comprender por qué el Suplemento Mineral Milagroso funciona, uno debe entender algo
de la química del dióxido de cloro y de la química de la sangre. El dióxido de cloro es un gas
que es disuelto en agua cuando se encuentra en el cuerpo. El cloro y el dióxido de cloro han
sido usados como desinfectantes por más de cien años y hay poca duda de que ellos
simplemente destruyen patógenos de todo tipo.



Ambos han sido usados en sistemas de purificación de agua por más de 50 años. En años
recientes, los sistemas de purificación de agua basados en cloro han sido usados cada vez
menos mientras que aquéllos basados en dióxido de cloro lo han hecho mucho más ya que el
dióxido de cloro tiene muchos beneficios sobre el cloro.


El dióxido de cloro es usado extensamente en los sistemas de purificación de agua en toda
Europa. A pesar de que el dióxido de cloro es algo más caro que el cloro, tiene muchos
beneficios sobre el cloro y, como dije, ha resultado ser más utilizado en sistemas de
purificación de agua que el cloro. En 1998 la Sociedad Americana de Químicos Analíticos
dijeron que el dióxido de cloro es el agente antimicrobial más poderoso conocido por el
hombre. El dióxido de cloro elimina patógenos por destrucción, una reacción química
completamente diferente a la del cloro y tiene como resultado sustancias químicas no dañinas.


Una bebida de 10 ppm de cloro en jugo causa náusea por varias horas a una persona sana,
mientras que una bebida de 10 ppm de dióxido de cloro no causa náusea en una persona sana
y además es más eficiente eliminando patógenos que el cloro.

Ninguna de las funciones o elementos del cuerpo humano incluyendo bacterias aeróbicas
benignas son afectadas por el dióxido de cloro en soluciones diluidas de 50 ppm o menos. Por
otra parte, soluciones de 0.1 a 1 ppm parecen inducir una espectacular respuesta del sistema
inmunológico hacia bacterias anaeróbicas, virus, parásitos, hongos dañinos, levaduras y otros
patógenos.


Sin darse cuenta, cientos de miles de americanos han estado bebiendo soluciones diluidas de
dióxido de cloro por más de 100 años en varias aguas saludables vendidas al público.
�^�}�o�µ���]�}�v���•�� ������ �•���o�����]�o�µ�]�����•�� �š�Œ���š�������•�����}�v�����o�����š�Œ�]���]�������� �Z���v���•�]���}�� �À���v���]�����•�� ���}�u�}���^���P�µ���� �•���o�µ�������o���_��
�����i�}���À���Œ�]�}�•���v�}�u���Œ�������}�u�}���^���P�µ�����t�]�o�o���Œ���_���o�������µ���o���š�}�����À�_�����•�����À���v�����X��


La mayoría de esta agua contiene bajos niveles de dióxido de cloro como resultado del
tratamiento electrolítico. La concentración del dióxido de cloro en esas aguas era muy baja y
por lo tanto nunca fue suficientemente fuerte para eliminar patógenos en el cuerpo, sin
embargo, los beneficios anunciados por estas aguas saludables fueron probablemente
causados por el dióxido de cloro ya que no hay otro elemento en el agua que pudiera ser
benéfico. Han sido vendidas otras bebidas saludables que contienen varios derivados del cloro.


http://afrontarelcancerjuntoalafamilia.ning.com/profiles/blogs/el-dioxido-de-cloro-y-la
AGUSTIN
Resaltado

Page 2

El Oxígeno Estabilizado, solución diluida de clorito de sodio, desprende dióxido de cloro muy
lentamente.


La SMM es simplemente una de esas bebidas saludables: unas cuantas gotas de clorito de
sodio en una pequeña cantidad de vinagre sin diluir, la que es agregada justo antes de
suministrarla en el cuerpo humano. El ácido en el vinagre reduce la solución a una condición
ácida liberando dióxido de cloro hasta cerca de 1 ppm, un nivel de concentración que es en
ocasiones encontrada en alimentos procesados, la cual es 1000 veces superior a la producida
en el Oxígeno Estabilizado.

Debido al ácido acético contenido en el vinagre, la solución de clorito de sodio empieza a
liberar dióxido de cloro sobre una base lineal de tiempo hasta por 12 horas. Los ácidos
estomacales no tienden a cambiar significativamente los tiempos de liberación. La cantidad de
sales y vinagre es calculado que libera un miligramo de dióxido de cloro por hora.


Una hora es el tiempo que le toma a un miligramo de dióxido de cloro deteriorarse a sal de
mesa y otros químicos inofensivos más un químico muy útil. La producción lineal de dióxido de
cloro y su constante descomposición a sal común y otros químicos mantiene
aproximadamente un nivel constante de dióxido de cloro en el cuerpo por alrededor de 12
horas, tiempo en el cual todo el dióxido de cloro se descompone sin dejar rastros y nada que
perjudique al cuerpo. Por lo tanto, el índice de tóxicos después de ese período es de cero.

Hospitales y laboratorios han usado cloro y dióxido de cloro por más de 100 años como
desinfectante para limpiar pisos, bancas y herramientas. Ningún patógeno puede resistirlos y
ninguna enfermedad, incluyendo bacterial o por virus han desarrollado resistencia al dióxido
de cloro. El cuerpo humano tiene pocos mecanismos que puedan diferenciar entre oxígeno y
dióxido de cloro.


Los glóbulos rojos no pueden diferenciarlos, por lo que asumimos que la SMM entra al
estómago, los mecanismos de absorción en las paredes permiten a los glóbulos rojos absorber
el dióxido de cloro y llevarlo a varias áreas del cuerpo a donde normalmente lleva a los iones
de oxígeno.

El pH natural del cuerpo humano es aproximadamente 7. A un pH de 7 el dióxido de cloro, en
la ausencia de luz, permanece estable por unos minutos. Sin embargo, los patógenos que
causan las enfermedades son esencialmente anaeróbicas y tienen características diferentes a
las de las bacterias aeróbicas benignas como los parásitos de malaria.


Como se menciona arriba, los glóbulos rojos rápidamente absorben el dióxido de cloro y una
vez en la célula atacan a los parásitos de la malaria porque la superficie de los parásitos de la
malaria tienen un pH menor que la sangre. El dióxido de cloro es extremadamente explosivo y
es tan volátil que no puede ser transportado. La única manera de que el dióxido de cloro
pueda utilizarse es generándose en el mismo sitio y usarlo a medida que se vaya produciendo.
Es la naturaleza volátil del dióxido de cloro cuando entra en contacto con patógenos, lo que lo
hace tan efectivo tanto en los sistemas de agua como dentro del cuerpo humano.

Page 3

Creemos que esta volatilidad es lo que evita que los patógenos desarrollen resistencia a esta
sustancia. Es parecido a intentar desarrollar resistencia a las granadas de mano. Simplemente
no puede hacerse.

Los niveles normales de oxígeno en la sangre no pueden destruir todos los patógenos
presentes en condiciones de enfermedad, sin embargo, cuando el dióxido de cloro es
absorbido con el oxígeno es una historia diferente. Cuando el ión de dióxido de cloro entra en
contacto con un patógeno maligno, instantáneamente acepta cuatro electrones del patógeno
o puede ser más descriptivo decir que instantáneamente le arranca cuatro electrones.


Una reacción química extremadamente rápida es, en esencia, una explosión, y esto es
exactamente lo que ocurre a un nivel microscópico. El daño al patógeno es el resultado de la
pérdida de electrones hacia el ión de cloro y el desprendimiento de energía. El patógeno
básicamente es oxidado por los iones de cloro y como parte de la acción, el cloro se
transforma en cloruro (sal de mesa). Dos átomos de oxígeno son liberados como iones del ión
dióxido de cloro, pero el oxígeno tiene poco efecto excepto ligarse a iones de hidrógeno para
formar agua.

Es el proceso de la oxidación del ión de dióxido de cloro por patógenos u otros químicos
dañinos lo que es benéfico para el cuerpo. Aunque los dos iones de oxígeno del ión del dióxido
de cloro son emitidos, su carga no resulta en oxidación.


El mismo proceso continúa en todo el cuerpo donde los iones del dióxido de cloro contactan a
los patógenos. No ataca a bacterias benignas o partes sanas del cuerpo ya que su pH es menor
que 7. También oxida células enfermas, como las infecciones o cáncer. Cuando el dióxido de
cloro no contacta un patógeno o tóxico, se deteriora a sal común y a ácido hipocloroso el cual
es usable por el cuerpo.


Los nodos linfáticos, por ejemplo, son una de las áreas donde la sangre normalmente libera
oxígeno para oxidar varios tóxicos en el nodo y después acarrea los tóxicos oxidados hacia el
hígado. Los glóbulos rojos transportan los iones de dióxido de cloro así como que el oxígeno y
de esta forma los iones de dióxido de cloro son también liberados en los nodos linfáticos. Los
iones de dióxido de cloro son inertes a células normales pero destruirán los patógenos
encontrados allí.

Una pequeña cantidad de dióxido de cloro producido de manera natural se encuentra en el
cuerpo humano, y uno de los químicos que el dióxido de cloro ayuda a crear cuando se
deteriora es la mieloperoxidasa, un químico que el sistema inmunológico necesita. El sistema
inmunológico usa este químico, mieloperoxidasa, para generar ácido hipocloroso.


El cuerpo usa extensamente el ácido hipocloroso para matar parásitos, bacterias, hongos,
virus, células de los tumores, células asesinas naturales, y para destruir algunos productos de
desecho normales del cuerpo. Sin embargo, en caso de enfermedad y problemas del cuerpo
pueden provocar una deficiencia del ácido hipocloroso necesario para destruir los patógenos
presentes.



AGUSTIN
Resaltado

Page 4

Esto es debido a una condición médica conocida como deficiencia de mieloperoxidasa. En el
caso de muchas otras enfermedades existen otras reacciones del sistema inmunológico que
pueden superar las enfermedades, sin embargo en los casos de malaria y otras enfermedades
graves, no hay suficiente ácido hipocloroso para matar los parásitos o patógenos ni tampoco
otras reacciones del sistema inmunológico que puedan destruirlas.


Por tanto, el ácido hipocloroso creado por el dióxido de cloro al descomponerse en el cuerpo
es probablemente otro mecanismo por el cual la malaria y otras enfermedades son destruidas.

En el caso del SMM, cuando se administra oralmente a las víctimas de malaria después de
agregar vinagre y jugo, todos los síntomas de malaria, incluidos los escalofríos, fiebre, dolor
muscular y de articulaciones, dolor de cabeza, náusea y otros síntomas desaparecen dentro de
4 horas en el 98% de los casos. El otro 2% se alivian dentro de 12 horas.


Aunque algunas víctimas de malaria también padecen otras enfermedades, nunca
encontramos ningún caso en el cual los parásitos de malaria no hayan sido destruidos. A la
fecha actual, julio 1 del 2006, más de 75,000 víctimas de malaria han sido tratadas sin efectos
secundarios importantes.


Dado que normalmente se esperan dos muertes de víctimas de malaria por cada 250 víctimas,
y cero víctimas fueron reportadas de 75,000 casos tratados, debemos asumir que 300 vidas
han sido salvadas y que el SMM está haciendo su trabajo. En febrero del 2006 se realizaron
pruebas clínicas en una prisión en el país de Malawi en África del Este. El resultado fue 100%
de cura de todas las víctimas de malaria tratadas en la prisión. Varios meses después en el
mismo año, el gobierno de Malawi realizó sus propias pruebas clínicas con los mismos
resultados reportados anteriormente. Todas las víctimas de malaria tratadas se recuperaron.
No hubo fallas.

En los casos de SIDA, cuando la SMM es inyectada como una solución intravenosa en la sangre,
es transportada en el plasma de la sangre a través del cuerpo mientras genera dióxido de cloro
el cual no hay duda que se absorbe en los glóbulos rojos. En una serie de 390 casos de SIDA
tratados con solución intravenosa en una pequeña clínica en Kampala, Uganda, en un período
de seis meses el cual inició en marzo del 2004, 60% de los casos fueron considerados libres de
SIDA en tres días.


El restante 40% fue declarado libre de SIDA en un período de cuatro a treinta días.


La mayoría de las víctimas de SIDA fueron aquéllas enviadas del hospital a morir a su casa
porque no había nada más qué hacer por ellas. Desafortunadamente, las pruebas de sangre
para SIDA no pudieron hacerse por falta de dinero e instalaciones dónde realizarlas, sin
embargo, todas las víctimas eran conocidas como víctimas de SIDA y la mayoría regresó a sus
trabajos y a sus vidas sin síntomas de SIDA. Sólo dos casos de 490 fueron considerados
fracasos.


Los pocos que fueron revisados después, de una semana a un par de meses, aún permanecían
sin síntomas.

Similer Documents