Download Casciari Hernan - Mas Respeto Que Soy Tu Madre.pdf PDF

TitleCasciari Hernan - Mas Respeto Que Soy Tu Madre.pdf
TagsTruth Book Of Zechariah
File Size1.4 MB
Total Pages126
Document Text Contents
Page 63

63



pequeñito. Si yo hubiera sabido que un día te ibas a ir a la otra punta del mapa te habría

parido en San Marino, que es un país pequeño… La capital de San Marino debe ser como

dos calles del extrarradio…, y podrías volver por la tarde a casa a conversar conmigo…



NACHO APARECE COMO DESCONECTADO. NO SE PUEDE
ENTREGAR SU MENSAJE.



LOLA DICE
No quiero ni saber cómo voy a aguantar no tenerte el resto de la vida, no quiero ni

pensarlo… ¿Te acuerdas cuando te fuiste solo a Grecia, al cumplir los dieciocho? ¡Un mes

sin ti y ya me desespero! No voy a soportar, mi amor, que me veas ponerme vieja de

golpe…



NACHO APARECE COMO DESCONECTADO. NO SE PUEDE
ENTREGAR SU MENSAJE.



LOLA DICE
¿Recuerdas cuando me decías que no te ibas a casar nunca para estar conmigo? Yo

sabía que era un chiste, que lo decías a lo tonto, pero me gustaba tanto, tanto… Y cuando

empezaste a dejar todo el sueldo en casa nunca te dije gracias, ni tu padre ni yo te dijimos

nada. Pero por la noche nos mirábamos y decíamos: «Hostia puta, qué pedazo de hijo».

Pero te lo tendríamos que haber dicho, mi amor…



NACHO APARECE COMO DESCONECTADO. NO SE PUEDE
ENTREGAR SU MENSAJE.



LOLA DICE
Qué mierda el messenger, Nacho, no se puede acariciar por aquí… ¡Teléfono, debes

de ser tú! Ahora mismo te atiendo, espérame que se me aclare un poco la garganta. Te

quiero mucho, hijo mío. Y tú no te preocupes si lloro… es porque tú eres feliz y porque me

estoy poniendo vieja.



NACHO APARECE COMO DESCONECTADO.





Viejos son los trapos


Ayer me despertó de la siesta un terremoto de ollas que se caían al suelo. «Adiós

—pensé—, se vino abajo el mueble grande con la vajilla de recién casada.» Salí disparada

para la cocina, ¡pero nada! Todo como siempre. De repente, otra vez ese ruido del demonio,

esta vez más nítido, ensordecedor. Era como si viniera propiamente de los cimientos. Del

núcleo mismo de la Tierra.

Empecé a seguir los golpes, con miedo, hasta la habitación de don Américo. Entré

Similer Documents