Download Cartomagia - Miguel Gomez PDF

TitleCartomagia - Miguel Gomez
TagsAerial Photography Playing Cards Truth Theory Hand
File Size574.4 KB
Total Pages6
Document Text Contents
Page 1

749

cando las teorías de Ascanio,
Vemon, Ramsay, Tamariz... Y me
puse manos a la obra. Empecé
con una reunión de jotas de Daryl
Martinez que en aquella época
estaba muy de moda. Pasé
mucho tiempo justificando cada
movimiento, las acciones en trán-
sito, aplicando la teoría de las pis-
tas falsas, las miradas, la voz, los
pies e incluso la situación es-
cénica de cada carta en el tapete
para conseguir una mayor es-
tética. Ensayé la rutina hasta con-
seguir el automatismo necesario.
Orgulloso de mi trabajo la hice en
público y pasó sin pena ni gloria.
Conseguí mejorar la presentación
(claro, faltaba rodaje) y mejoró un
poco. Hasta que decidí grabarme
el juego en video. Cuando lo vi,
me 'hundí en la miseria'. Qué
aburrimiento. Cuánta charla sin
contenido. Pero claro si quito algo
no justifico los movimientos... iEs
que las teorías no valen! ¿quizá
no las he entendido? ¿Qué he
hecho mal? A lo mejor es que
tengo que gastar más bromas (la
eterna solución), Pero claro, en-
tonces se pierde impacto mágico
y el efecto es tan bueno que...

Empecé a revisar los libros de
Nelms, M. Ammar, etc. que hablan
sobre la presentación, el impacto

mágico..., y la verdad es que es
muy útil para efectos simples y
directos pero, para una rutina o un
efecto más complejo de construc-
ción y de técnica, no me aportaba
soluciones para lograr mi
propósito de ensamblar la vida ex-
terior del juego con una vida inte-
rior compleja y que me permitiese
utilizar manipulaciones y métodos
sin los cuales no podía lograr cier-
tos efectos.

Partiendo de la base de que las
teorías son ciertas (con sus limita-
ciones, claro) tenia que encontrar
un 'método' que me sirviese para
aplicarlas correctamente sin afec-
tar ni al efecto mágico ni a mi es-
tilo.

Y de repente, lo vi claro. Si lo im-
portante es el resultado final, lo
que el público ve, ¿por qué no ini-
ciar la construcción de los juegos
a partir de ese resultado final y no
al revés? Y este es el primer paso,
construir lo que he denominado
ACCIONES DE MAGIA REAL.

Para empezar a definir las
“aciones de Magia Real” recurrí a
mis fuentes de información clási-
cas para extraer todo lo que tu-
viera que ver con la 'vida externa'
de un juego. En el artículo de As-

canio sobre la concepción de la
'Atmósfera Mágica' encaminé el
punto de partida: La primera noti-
cia que tiene el público de que
algo extraño está sucediendo es
el EFECTO. M. Ammar dice 'que
parezca magia Real', Vemon
habla de la naturalidad, Nelms del
Significado, Tamariz de las pistas
falsas y los cinco puntos mágicos.
Robert Houdin, que debemos ser
actores. Pero además mi ac-
tuación debe ser atrayente, intere-
saste, entretenida, con ritmo...
para que el público siga todo con
interés.

Con todo esto podríamos definir
las “Acciones de Magia Real·
como los movimientos mínimos
necesarios para realizar un efecto
considerando que somos magos
de verdad; Pero como estamos
frente a un público, hay que tener
en cuenta el ritmo y la comuni-
cación escénica que también
condiciona nuestros movimientos
(no te mueves igual en televisión
que en teatro). Además, el público
sabe que no somos magos de ver-
dad por lo que habrá que tener en
cuenta el engaño psicológico, las
pistas falsas, la naturalidad condi-
cionada...

Así, podernos decir que las Ac-

ARTÍCULO TEÓRICO

Acciones de

Magia Real
por Miguel Gómez

Page 2

750

ciones de Magia Real (AMR) son los movimientos
(palabras, gestos...) mínimos necesarios que re-
alizarla. Un Mago de Verdad para hacer un Efecto
con un máximo de Espectacularidad (comunicación,
ritmo, movimientos escénicos...) Efectividad (im-
pacto, momento mágico, potenciadores, pausas...)
y Engaño (que sea ireconstruible a posteriori, pistas
falsas, naturalidad en los movimientos, claridad...).
A estas tres premisas de las AMR las llamaremos
EEE Y os preguntaréis, ¡pero esto es lo que siempre
hemos pretendido!. Si, pero como objetivo y no
como método para construir.

Como las AMR deben ser el punto de partida para
construir un juego, tenemos que hacer un esfuerzo
previo imaginando cómo queremos que resulte toda
nuestra puesta en escena. Estamos imaginando la
situación ideal, sin hacer trampas, y consiguiendo
que el público esté disfrutando al máximo. Todo con
nuestra propia personalidad. Así elaboraremos un
guión aproximado de lo que va a ser nuestra ac-
tuación en público.

Este guión aproximado debe constar de todos los el-
ementos necesarios para la puesta en escena del
juego (charla, música, cartas, cubiletes, varita,
tapete, vestimenta, luces...). Con todo ello vamos a
realizar estas AMR (sin las trampas, claro) en el ám-
bito en el que vamos a trabajar (televisión, teatro,
mesa, concurso...). Como ese ámbito no es siempre
fácil disponer de él, adaptaremos nuestro lugar de
ensayo lo mejor posible a esas circunstancias
(situación de espectadores, tamaño escenario...).
Ensáyalo repetidas veces hasta hacerlo fluido y sin
dudas. Mantén tu espontaneidad, tu personalidad y
tu naturalidad (¡que no estás haciendo trampas!).

Grábate la actuación (o el juego) en video o bien
hazlo delante de un público entendido y de confi-
anza, que sea capaz de imaginar los efectos que
supuestamente estas realizando. ¿Te gusta (o les
gusta) como queda? ¿He quitado todo lo innece-
sario? ¿Cumple las premisas de Espectacularidad,
Efectividad y Engaño (EEE)?

Cuando la puesta en escena esté más o menos a
nuestro gusto y cumpla las EEE (en un principio no
hay que ser muy exigente, sino no avanzarnos, ya
que la perfección artística sólo se logra con los
años), ya tenemos nuestras AMR que serán la base
para empezar a construir nuestro juego.

Antes de continuar quiero hacer una aclaración. Las
AMR son básicamente lo mismo que el término as-
caniano 'Vida Externa', lo que pasa es que, para mí,
como método de trabajo me resulta más práctico
darles un matiz distinto. De alguna manera, he

querido “quitar responsabilidades” al término “vida
externa”, dándole una función más íntimamente rela-
cionada con la vida interior. Así, a la hora de crear
las AMR, sólo tengo que pensar en EEE, sin estar
condicionado por las trampas.

Y ahora viene el momento importante. Dispónte a ver
varias veces el video con tu actuación de las AMR.
Observarás que, si están bien construidas las AMR,
hay unos focos de interés donde se dirige nuestra
atención para poder interpretar los hechos que están
sucediendo. Pero también hay muchísimas zonas de
nuestro campo visual, que sin nosotros pretenderlo
permanecen oscuras. Hay que verlo repetidas veces
porque cuesta trabajo tomar nota de todos esos pun-
tos oscuros. Todas estás zonas oscuras han surgido
de la propia naturalidad y no han sido provocadas.
Son acciones necesarias para poder realizar nues-
tras AMR.

Y en estas Acciones Necesarias (AN) creo que rad-
ica el gran secreto del engaño, porque, no son ac-
ciones necesarias para cubrir nuestras trampas. Son
acciones necesarias para ejecutar las AMR que es
lo que el publico precisa para disfrutar, gozar y en-
tender nuestra Magia. Y en estas zonas oscuras
creadas por las AN es donde podemos ocultar aque-
llos elementos de la vida interna que nos interese.
¿Hay algo más engañoso que una misdirection
surgida de la propia naturalidad?

Muchas de estas zonas ocultas provocadas por las
AN son Acciones en Tránsito (Ascanio), pero tam-
bién hay acciones inconscientes, mímicas, de se-
gundo plano...

A partir del análisis de las AMR han surgido una serie
de matices importantes de los distintos elementos de
cobertura:

- Misdirection corno consecuencia de los focos de
interés. (Por cierto, Tommy Wonder también se hace
un planteamiento similar como solución a la actitud
mental de culpabilidad que se transmite a los espec-
tadores cuando tenemos que desviar la atención: él
habla de 'dirigir' la atención).

- Timing ocultación: “teoría de los potenciómetros”.

- Supresión de redundancias.

- ETC.

En próximos artículos explicaré el proceso para uti-
lizar las AMR en la construcción de nuestros efectos.
Gracias por haber aguantado hasta aquí.

Page 3

752

Siempre uno desea inventar algo que se hagaclásico entre los magos, que sea fácil y muyútil. Pues creo que esta técnica reúne esos req-
uisitos, por lo menos yo, desde que la ideé, la utilizo
constantemente.

Desde que Dai Vernon inventó el doble Undercut, no
existe método más práctico para bajar cartas sin
desordenar el resto del paquete; pero, no estaba
solucionado el modo correcto para subir cartas sin
modificar la forma de cortar.

Cuando se hace el efecto de Vernon "cortando los
Ases", a los que somos un poco maniáticos con la
construcción técnica de los juegos, se nos pone mal
cuerpo a la hora de perder el cuarto As (os parecerá

una tontería, pero era una de las razones por las que
yo no hacía este juego). También Dai Vernon dice en
<<Chronicles>> (pág. 33): "subir cartas por doble
corte es un problema que siempre perturba a los
magos'". Voy a describir la técnica en cuestión:

Mediante bucle o cualquier otra técnica, obtener un
break de las cartas de bottom que se quieren subir.

Este break se sujeta, estando las cartas en la mano
izquierda en posición de dar, con la yema del dedo
índice por la esquina superior derecha cubriendo
con este dedo todo el borde de las cartas. A la vez
se presiona con el dedo mayor hacia arriba para que
el break sólo quede en la esquina (fotografía 1).

La mano derecha toma las cartas en la posición ha-
bitual pero sujetando con el meñique derecho por la
parte derecha de la esquina superior derecha, y el
pulgar en la diagonal opuesta.

Cuando la mano izquierda procede a realizar el un-
dercut, pinzar el paquete con el pulgar sin soltar el
break que mantienen entre el indice y el mayor
izquierdo. Llevar el paquete sobre el que te queda
en la derecha (como en un doble undercut normal)
pero dejándolo un poco en salida externa (fotografía
2). Ahora puedes fácilmente, al cuadrar el paquete,
pasar el break del índice izquierdo a cualquiera de
los otros dedos izquierdos (al mayor izquierdo por
delante del meñique derecho o al anular y

CARTOMAGIA

Doble Under Cut para subir carta
"El pase que yo le harfa a Dai Vernon”

VideoRef: MG752

1

2 3

por Miguel Gómez

Page 4

753

En el texto anterior, daba mi solución para subircartas de abajo a arriba mediante doble cortecuya fundamental aportación es que no modi-
ficaba externamente la forma habitual de controlar o
bajar cartas y así permitir la uniformidad de acción
(como decía Erdnase) dentro de un mismo juego
como por ejemplo en "Cortando los Ases" de Dai
Vemon, en los que los ases se pierden mediante
doble corte. En el anterior texto explicaba un nuevo
Break con el índice izquierdo, necesario para hacer
la técnica, que además de no tener ángulos, tiene
enormes utilidades como sacar cartas dobles del
fondo de la baraja sin tener que voltear previamente
el mazo, ni tener que cambiar la cogida de las car-
tas.
Pues en esa misma línea de pensamiento, es decir,
la uniformidad de acción, he tratado de solucionar

meñique izquierdos por detrás del meñique derecho)
y de ahí, si quieres, al pulgar derecho por el borde
interior de la baraja (fotografía 3). Después puedes
continuar con el doble corte y subir las cartas.

Observad que este "nuevo break" del índice de la
mano izquierda y cubriendo con el mayor, permite
mantener una separación con una sola mano, de
unas pocas cartas de abajo sin que se vea desde
ningún ángulo, pudiéndose hacer un clarísimo Doble

Lift del fondo de la baraja, utilizarlo en técnicas de
biddle... Desde que realizo esta técnica puedo hacer
"Cortando los Ases' sin tener que girar la cabeza, al
perder el cuarto As, por si el Maestro Ascanio está
mirándome (ya tengo más tranquila mi conciencia
mágica).

Falso Corte en las Manos

por Miguel Gómez

1

2

3

4

MG753

Page 5

754

una necesidad que yo tenía y que, por lo que he ob-
servado, tienen otros muchos magos: el falso corte
en las manos.

Cuando necesitamos hacer un falso corte y después
continuar haciendo algo con la baraja en las manos,
no tiene mucho sentido ayudamos de la mesa (salvo
si va a cortar un espectador), sobre todo, si traba-
jamos de pie.
Hace tiempo James Lewis me explicó un falso corte
en las manos (que creo que era de Larry Jennings)
que es muy bueno y he utilizado muchísimo, pero
que requiere cambiar las manos a la posición de
mezcla Hindú, lo cual no siempre es cómodo.

He observado que la mayoría de los magos cuando
realizan un corte real en las manos de forma casi in-
consciente hacen el mismo: él corte bascular. Es nor-
mal porque tiene todos los ingredientes de un corte
convincente, a saber:

- La baraja se ve evidentemente separada en dos mi-
tades (y sólo dos) que es lo que todo el mundo en-
tiende por un corte.

La separación del paquete superior se hace por la
parte delantera de la baraja. Zona en la que no se
ven ni marcas ni break previos.

- Al finalizar el corte el paquete que queda en la
mano derecha va encima (y no abajo) que es lo ha-
bitual en un corte. Además, la finalización del· corte,
permite el golpeo sonoro del paquete superior sobre
el inferior, sonido (más o menos fuerte según estilos)
que marca el tiempo de finalización del corte y su
grabación en la memoria.

- Aunque no es la forma habitual de cortar de un pro-
fano, tiene una mezcla perfecta entre naturalidad y
elegancia que lo hace completamente normal a ojos

del público.

- Además desde el punto de vista del mago.es una
acción de naturalidad condicio nada que permite
ocultar otras técnicas como falso corte con apoyo en
mesa, mantener cartas inferiores...., y además para
el falso corte en las manos que voy a explicar (por
fin) a continuación:

- La baraja está, dorso arriba, en la mano izquierda...
en la posición habitual (Mechanical Grip).

- La mano derecha coge la baraja en posición Biddle
y el índice derecho desplaza hacia la izquierda la
mitad superior iniciando el corte (igual que el corte
bascular normal), como indica la fotografía 1.

- La mano izquierda se dispone a pinzar con la horca
del pulgar el paquete superior (como en el corte nor-
mal), pero ahora se producen dos movimientos si-
multáneos:

1). Los dedos de la mano derecha (excepto el
índice) retienen el paquete superior haciéndolo bas-
cular unos 45 grados hacia arriba por la parte
derecha (este dará la sensación de que el paquete
viene de abajo), como indica la fotografía 2.

2). La horca del pulgar izquierdo resbala sobre el pa-
quete superior y pinza el inferior reteniéndolo. Para
retener el paquete inferior es conveniente ayudarse
del resto de los dedos izquierdos (fotografía 3).

El efecto creado es similar al corte en mesa de Erd-
nase. Finaliza el corte poniendo el paquete de tu
mano derecha sobre el de la izquierda (fotografía 4).

Engalla incluso a los magos, y os aseguro que desde
que ideé este falso corte en las manos no realizo
ningún otro. Espero que os guste y que lo uséis.

En Abril de 1996, desde Portugal, me pidieronque escribiera una palabras para Ascanio queiban a salir editadas en una revista dedicada
exdusivamente a él, con motivo de un homenaje de
la Magia Portuguesa a nuestro Arturo de Ascanio. La
revista no salió en el momento del homenaje y no se
si en estos momentos ha visto la luz.

Arturo, como estoy seguro que allá donde estés

recibes esta Circular, quiero reproducir aquí aquel
artícu lo, que fue escrito para que lo leyeses en esta
vida, con el fin de hacerte llegar mi eterno agradec-
imiento:

«Me siento tremendamente feliz cada vez que se
pide mi participación en cualquier evento que tenga
que ver con la figura de Arturo de Ascanio. Esto con-
firma que mi intento por cumplir la misión de dis-

Para Arturo de Ascanio, mi maestrro
por Miguel Gómez

Similer Documents