Download Baez, Amelia - Misiones Historias Con Nombres Propios 2 PDF

TitleBaez, Amelia - Misiones Historias Con Nombres Propios 2
TagsAgriculture Politics (General) Science (General)
File Size5.0 MB
Total Pages388
Document Text Contents
Page 1

1

Misiones, Historias con Nombres Propios II

Historias con Nombres Propios
II

Compiladora Lic. Amelia Rosa Báez

Misiones,

Page 2

2

Misiones, Historias con Nombres Propios II

Page 194

194

Misiones, Historias con Nombres Propios II

Page 195

195

Misiones, Historias con Nombres Propios II

El Padre Brisaboa, mensajero del amor
y del compromiso

Por Ricardo Vassel*

Alcaidía Policial de Resistencia

Luego del golpe militar de 1976, llegó el encierro absoluto para los
detenidos políticos de la Alcaidía Policial de Resistencia, celdas cerradas las
24 hs, ubicada en Villa Barberán, en aquella época, en los suburbios, práctica-
mente “en el campo”. Los “cerebros” militares creían que con el aislamiento,
quebrarían la moral de los detenidos. No solo vino el encierro, también nos sa-
caron libros, remedios, alimentos, elementos de entretenimiento como cartas,
guitarras, dominó, etc. Nada de eso lograron, se estrechó más aun los lazos que
de por sí eran fuertes entre los compañeros. Vinieron las narraciones verbales,
reconstrucción de los elementos de entretenimientos, gimnasia, y rigurosa dis-
ciplina de discusión política, y en base a la poca información que se colaba, o
que traían los nuevos detenidos, los análisis de la situación en la provincia y en
el país.
Sin embargo, había compañeros que por su relación en los barrios con la igle-
sia, tomaron contacto con el cura Brisaboa, quién aceptó dar misa. Luego de
negociaciones con el alcaide Nuñez, éste acepta, porque en su contradicción,
no entendía qué pasaba, cómo estos zurdos, marxistas, ateos, querían tener
misa….
Hasta que un domingo vino, y yo lo conocí ahí, en el comedor, donde nos da-
ban guisos de arroz blanco con carne de caballo, casi todos los días, allí donde
la larga noche del 12 de diciembre y madrugada del 13, de 1976, oficiaría de
salón de tortura, para los veintidós compañeros, entre ellos cuatro misioneros,
que serían fusilados cerca de Margarita Belén. En aquel momento, abril, qui-
zás mayo de ese año, el Padre Brisaboa, con su voz profunda, daba su misa,
cantaba y nos transmitía todo su sentimiento de amor y compromiso, y esta
fue su mejor parte, porque cuando nos invitaba a confesarnos, no había uno
que se quedara sin hacerlo, en un costado del gran salón del comedor, ante

Page 387

387

Misiones, Historias con Nombres Propios II

Page 388

388

Misiones, Historias con Nombres Propios II

DERECHOS
HUMANOS

SUBSECRETARÍA
DERECHOS HUMANOS

Crecer más, crecer en paz

Similer Documents